Luis de Pablos

 
 

 

 

 

 

LA GUARDIA

La cautelosa Senda

La impaciente Luna

El tímido Druso

y el pequeño bufón,

el inteligente Gauss

Estos son los nombres

de nuestros Guardias

Forman alegres frente a mí

cuando mi voz reclama su presencia

Y sus dulces, mágicos ojos

me cuentan de las presencias

que porta el aire esta mañana

Ansiosos todos quieren hacer la ronda

Marchar delante y detrás

de mí y de mi Dama

Abriendo caminos,

nuevos caminos entre la grama verde

La seca lavanda

Bordeando encinas

rompiendo el alba

Asegurando el paso

de nuestro liviano

caminar enamorado

Nada les detiene, nada les para

Todo les reclama

Pero ¡ay de aquel!

que nuestro camino turbara

Mis pastores alemanes:

La cautelosa Senda

La impaciente Luna

El tímido Druso

y el pequeño bufón,

el inteligente Gauss

forman mi guardia

Su jefe, Lobo, los manda

Nada perturba su enamorada alma

Sólo  y acaso el viento que roza

la suave piel de aquella

cuyo paso guarda.