El Valle del Jerte

Cuando llega la primavera, este valle, situado en el nordeste de la provincia extremeña de Cáceres, se cubre con un manto blanco. No es nieve, como cualquier persona desprevenida que llegara al valle podría pensar, sino los miles de cerezos, allí existentes, que han florecido.
El espectáculo sólo dura unos pocos días, durante los cuales el valle está, incluso, más bonito que de costumbre.

El acceso a él desde Madrid se puede hacer por la N-110 atravesando Ávila, Barco de Ávila y el Puerto de Tornavacas que desomboca directamente en la carretera que atraviesa el valle, y desde la que se disfruta de unos preciosos paisajes.
Algo más rápida y cómoda es la ruta por la N-V pasando Talavera de la Reina y Navalmoral de la Mata, y desde allí hasta Plasencia, antesala del Valle del Jerte.
Tanto por una u otra carretera, el trayecto se puede hacer en poco más de dos horas.

En los once pueblos que componen el Valle, además de los estupendos paisaje, se puede disfrutar contemplando sus construcciones, como en Cabezuela del Valle cuyo casco histórico está declarado Conjunto Histórico-Artístico; o en Piornal con una buena muestra de la arquitectura típica serrana, basada exclusivamente en la piedra.

Disponen de una buena red de alojamientos de Turismo Rural y muchas posibilidades para practicar senderismo, pesca, parapente, paseos a caballo, piragüismo, etc.

Algunas buenas direcciones son:

Oficina de Turismo del Valle del Jerte

Comarca del Valle del Jerte

Cocinar con Cerezas del Jerte

Rebollar

Club de Vuelo Libre Valdeamor

Casa Carroyosa
Alojamiento y actividades.


Volver a Viajes

Google


2